viernes. 12.07.2024
Segura y el fútbol / Foto: @paz_padilla
Segura y el fútbol / Foto: @paz_padilla

El personaje más famoso de los que ha encarnado Santiago Segura, el cutre y casposo Torrente, tenía la única virtud de ser hincha declarado del Atlético de Madrid, aunque lo fuera sólo si no se cruzaba con un ultra sur. El actor, en cambio, reconoció anoche a los micrófonos de El Partidazo de Cope que no es aficionado al fútbol, hasta el punto de que no había asistido a ningún partido hasta el 8 de mayo de este año para ver el derbi en el Metropolitano contra el Real Madrid.

El resultado hizo feliz a sus hijas, de 14 y 8 año, que fueron las que le pidieron insistentemente asistir al encuentro. A las chicas les viene el amor al Atleti de su familia materna, entre ellos el suegro de Segura que, según dice, "no cenaba cuando perdía el Atleti", algo que le cuesta entender porque "ya me defraudo yo solo (...) me parece terrible que sufras por un equipo al que no puedes hacer nada para ayudarle".

Ya en el estadio se sorprendió del ambiente, los cánticos y los constantes gritos de apoyo al equipo. "90 minutos para ver un gol", repetía, sorprendido de la pasión de la grada. "La gente no paraba de chillar", insistió. Reconoció que sus hijas quedaron entusiasmadas y le han pedido volver, algo a lo que va a acceder. No será de ningún equipo de fútbol pero está claro que aunque no lo entienda, ya capta lo que es ser del Atleti. Y si encima gana el Atleti, ¡bienvenido Segura!

La confesión más Atlética de Santiago Segura