viernes. 12.07.2024
Morata y el precedente de Torres
Morata y el precedente de Torres

Parece que se va a convertir en una tradición que en la celebración de los títulos de la selección española se cuele un escudo del Atlético de Madrid. Lo hizo Fernando Torres cuando se ganó la Eurocopa y, más tarde, el Mundial y ahora lo ha hecho Álvaro Morata en la celebración de la Nations League. El jugador madrileño, único rojiblanco seleccionado para disputar la fase final del campeonato, cogió una bandera de España con el escudo del Atleti que le prestaron desde el público y no dudó en atársela a la cintura para saltar junto a Rodrigo, otro canterano rojiblanco.

Gestos como el de Morata son especialmente bien valorados por una afición que acogió al jugador con sospecha por su pasado madridista, en el que también fue profuso en gestos de cariño hacia el club blanco. Sin embargo parece que Morata nunca olvidó del todo sus orígenes rojiblancos de pequeño y ahora está muy feliz de rojiblanco.

No es sólo el gesto de la celebración. Morata es uno de los jugadores de la plantilla que menos reparo pone para acercarse a los aficionados que le piden una foto o un autógrafo y en los últimos días ha firmado una renovación a la baja a pesar de que le han tentado con ofertas superiores desde Arabia e Italia. Y eso después de demostrar con el equipo que su compromiso no tiene fisuras salga de titular o de suplente.

EL PRECEDENTE DE FERNANDO TORRES

Su fiesta con la bandera rojiblanca, por cierto con el escudo antiguo, remite en el imaginario colectivo atlético a las celebraciones de Fernando Torres con la selección. Aunque por entonces ya no jugador del Atleti, Torres sacó a relucir el sentimiento atlético cuando el autobús de los Campeones del Mundo recorría las calles de un Madrid atestado de aficionados. Ya lo había hecho en junio de 2008, cuando la Selección conquistó la Eurocopa.

En la del Mundial, Torres vistió dos prendas. La más vistosa fue la misma que usó Morata este lunes, la bandera de España con el escudo rojiblanco estampado en el centro. Torres también lució una bufanda rojiblanca en su muñeca derecha.

La celebración más atlética de Morata que nos recordó a Fernando Torres