viernes. 12.07.2024
Polémica en la Liga femenina

Dos penaltis inexistentes meten al Real Madrid en Champions a costa del Atleti

El Atlético de Madrid femenino ha quedado finalmente fuera de la Women's Champions League tras caer derrotadas 2-1 por el Barcelona en la última jornada. Quien accede es el Real Madrid, terceras en la clasificación gracias a su victoria por la mínima ante el Villarrreal. Un 1-0 que logró gracias a un inexistente penalti. Y no es el primero.
Las madridista celebran el gol ante el Villarreal / Foto: RM
Las madridista celebran el gol ante el Villarreal / Foto: RM

La polémica arbitral se ha instalado en el fútbol femenino desde que compite en él el Real Madrid. El tramo final de esta campaña ha sido un claro ejemplo de ello. 

Las blancas llegaban a esta jornada en la cuarta posición con opciones de adelantar al Atlético de Madrid, tercero, y hacerse con la plaza de Champions. Necesitaban ganar en Valdebebas al Villarreal, equipo que ya no se jugaba nada tras lograr mantenerse en Primera, y esperar a que el Atleti no puntuara en Barcelona, como ha sucedido.

No era una posibilidad difícil puesto que las azulgranas han ganado todos los partidos y el Real Madrid es muy superior al Villarreal. Pero si a todo ello se le suman extrañas y consecutivas decisiones arbitrales que favorecen al mismo, es normal que salten las suspicacias.

Para empezar porque si el Real Madrid llegaba con opciones a esta última jornada es por lo ocurrido en la anterior. El duelo madrileño entre el club de Valdebebas y el Madrid CFF iba empate a cero en el descuento final cuando la árbitra pitó un inexistente penalti por supuestas manos. El balón golpea claramente en el pecho de la jugadora pero en esta competición no hay VAR, y el Real Madrid transformó el penalti.

Pues bien, en el último partido de las blancas iba a ocurrir algo muy similar. Con el encuentro empatado a 0 entre Real Madrid y Villarreal, Tajonar se hizo un lío con el balón en los pies pero tuvo tiempo de despejarlo limpiamente ante la presión de Esther, que caía al suelo en el intento de alcanzar el balón. Ante la sorpresa de todos la colegiada pitó penalti sin dudarlo un instante. Asllani se encargó de transformar.

Con el Madrid por delante el Villarreal siguió con opciones de empatar el partido hasta el final. No sólo dispusieron de varios disparos a puerta. Paralluelo encontró un pase para quedarse sola ante Misa pero fue agarrada por detrás. La colegiada no pitó ni falta. 

Así se llegó al final del partido y el Madrid accedía a disputar la Champions gracias a dos arbitrajes polémicos seguidos. El Atleti ha sido el perjudicado y ha quedado fuera de Champions por segundo año consecutivo, lo que no quita que haya que hacer autocrítica en el conjunto rojiblanco. Se han perdido muchos puntos contra rivales muy inferiores que han permitido a las rivales llegar con opciones al final de la temporada.

Hace una semana el diario El Confidencial se hacía eco de las suspicacias existentes sobre los arbitrajes al Real Madrid femenino. Revelaba la vinculación matrimonial de la jefa de las árbitras, Yolanda Parga, con el asistente para asuntos arbitrales del Real Madrid masculino, el exárbitro Megía Dávila. Unas suspicacias, que a la vista de lo sucedido en la última jornada, no van a remitir precisamente.

Dos penaltis inexistentes meten al Real Madrid en Champions a costa del Atleti